Vacunas, cerco a la influenza

Lun, 04/11/2013 - 05:00

Las epidemias estacionales llegan a provocar pérdidas económicas y deteriorar la salud pública, escena en la que se calcula que cada año 15% de la población mundial será atacada por influenza. En México, este padecimiento causa hasta cinco decesos por cada 200 personas enfermas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la influenza puede ser causa de enfermedad grave y de muerte, en tanto que un estudio realizado en Estados Unidos indica que además de las dificultades físicas asociadas a un brote de este mal, las personas que se contagian o tienen un familiar enfermo con frecuencia interrumpen sus actividades cotidianas.

En los países desarrollados, el mal provoca ausentismo laboral y pérdidas de productividad.

Una mirada profunda

Se trata de una enfermedad respiratoria que se transmite fácilmente de persona a persona.

En los humanos, los tipos virales más frecuentes son A y B (actualmente circulan los subtipos A H1N1 y A H3N2), que pueden afectar a personas de cualquier edad.

El padecimiento inicia de forma súbita con fiebre mayor de 39°C, tos frecuente e intensa, dolor intenso de cabeza, músculos y articulaciones, escurrimiento nasal, ardor y dolor en la garganta, falta de apetito, cansancio excesivo, lagrimeo y malestar general.

La voz del médico

El infectólogo pediatra Sarbelio Moreno cuenta que es un mal altamente contagioso: “Los enfermos de influenza pueden transmitir el virus durante varios días; de hecho, los adultos pueden contagiar a otras personas desde un día antes de presentar síntomas y hasta siete días después de iniciar con el malestar”.

Para prevenir cuando alguna persona presenta síntomas es recomendable acudir al médico, tener un diagnóstico certero y evitar las consecuencias, así como la transmisión del virus a la gente que nos rodea, menciona el experto, que dice: “La vacunación es la forma más eficaz de prevenir la influenza y evitar el contagio”.

La forma de transmisión es por contacto directo de persona a persona: saludo de mano, beso, por las gotitas de saliva, las secreciones nasales, al toser o estornudar; o con superficies u objetos contaminados (manos o juguetes). Aunque la mayor parte de los casos se recupera entre tres y siete días, las complicaciones como la neumonía pueden provocar la muerte en cualquier persona.

En México, las recomendaciones de vacunación contra la influenza incluyen a los niños de seis meses a cinco años, adultos mayores de 60 años, mujeres embarazadas y todas las personas de cinco a 60 años que tengan algún factor de riesgo identificado como enfermedades del corazón, renales, hepáticas, diabetes, alteraciones del sistema inmune, cáncer, asma, entre otras.

La vacunación estratégica es clave, como la que promueve la campaña Empresa libre de influenza, que consiste en respaldar a las compañías para lograr la vacunación del mayor número de empleados para evitar la enfermedad, sus consecuencias y el contagio.

Patricia Cervantes, directora médica de Sanofi Pasteur, dice que la iniciativa tiene como meta que la gente no sufra o muera a causa de una enfermedad prevenible por vacunación. Por ello, es importante que las personas de todas las edades puedan vacunarse. “Con esta Empresa libre de influenza buscamos contribuir tanto a la salud de los empleados como proteger el aspecto económico”, señala.

EDICIÓN

CDMX

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES