Sin petróleo aumentan los impuestos

Vie, 04/10/2013 - 05:00

Dijimos que la privatización del petróleo afectaba a todos, no sólo a los más pobres, también a las clases medias y a los empresarios. La propuesta de reforma hacendaria de Peña Nieto nos da la razón.

La privatización del petróleo conduce irremediablemente a la pérdida de ingresos porque el presupuesto en México se construye con las ganancias del llamado oro negro. Si las ganancias se comparten con las compañías privadas como propone Peña Nieto, la hacienda pública perderá su principal fuente de ingresos. Por eso, la privatización del petróleo afecta a todos.

Esta es la razón de que el gobierno federal busque aumentar los impuestos a como dé lugar. La propuesta de Peña Nieto contempla afectar fiscalmente a los más pobres, a las clases medias, incluso a los empresarios. A final de cuentas será el pueblo el más afectado porque todo aumento de impuestos repercute en los bolsillos de la sociedad.

La propuesta hacendaria impulsada por el PRI provocará una escalada inflacionaria. Al imponer IVA al alquiler de vivienda el efecto que se conseguirá es que la renta aumente. Lo mismo ocurre con el impuesto a los créditos hipotecarios que se irán a las nubes e imposibilitará que las familias puedan acceder a una vivienda digna.

En el caso del aumento al Impuesto Sobre la Renta (ISR), que afecta directamente a productores y pequeños empresarios, perjudicará también a otros sectores que verán cómo los alimentos, servicios y otros artículos de primera necesidad incrementan sus costos debido al golpe fiscal.

Lo anterior es especialmente grave si tomamos en cuenta que el país atraviesa una época de crisis con alza de precio de la canasta básica, el poder adquisitivo del salario se reduce aún más, el desempleo avanza de manera sostenida y, prácticamente cada semana, el gobierno anuncia que las expectativas de crecimiento económico disminuyen.

Si aumentan los impuestos el escenario puede volverse fatal para la mayoría de las familias mexicanas. Sin embargo, no hay necesidad de ello. Los impuestos sólo incrementarán si se privatiza el petróleo. Por eso hay que echar abajo la propuesta privatizadora del gobierno.

Si frenamos la privatización del petróleo no habrá justificación alguna para el incremento de impuestos y nuestras familias podrán estar menos preocupadas por su futuro.

EDICIÓN

CDMX

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

18/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES