La rebelión de las antenas de conejo

A Aurora Ortiz de Sáenz, in memoriam Hosni Mubarak nunca imaginó, aquella mañana de febrero de 2011, que la decisión de cortar el servicio de internet y prohibir el uso de teléfonos celulares terminaría con su mandato de casi 30 años marcados por la tiranía y el abuso de poder. Los jóvenes que realizaban activismo en las redes sociales salieron a las calles enfurecidos para protestar. El síndrome de abstinencia fue la chispa que hizo estallar la primavera árabe hace dos años en Egipto.

El 28 de mayo en Tijuana, esquina del mundo y último refugio del surrealismo, inició una comedia de enredos: los canales 3 del IPN; 6, 12 y 57 de Televisa; 21 y 27 de TV Azteca; 45 de Mario Mayans y el 33 de Telemundo apagaron la transmisión de sus señales analógicas para hacerlo en TDT (Televisión Digital Terrestre). La reacción de la gente fue similar a la ocurrida en Egipto y se fueron contra el alcalde, ya que mucha gente no cuenta con TV digital o convertidor.

Los homovidens salieron a protestar, a defender su derecho a ver telenovelas. A Mony de Swaan se le olvidó que ya no gobierna el PAN y amenazó al alcalde de Tijuana con "echarle al gobierno federal encima". Carlos Bustamante no estaba dispuesto a asumir el costo electoral del apagón y se desmarcó de la pifia de Cofetel. Buscó hablar del tema con el presidente Peña para posponerlo.

A pesar de que la Cofetel realizó 192 mil instalaciones de decodificadores y antenas digitales, según las necesidades de cada caso, con un costo aproximado de 15 millones de pesos, el asunto sí llegó hasta Los Pinos y el presidente Peña ordenó a Gerardo Ruiz Esparza que la SCT abriera una ventanilla para atender a la población afectada (sí, a los mexicanos nos encanta resolver las cosas haciendo fila).

La Cofetel se vio rebasada, técnica y políticamente, no consideró que el apagón analógico afectaría también a Tecate y Rosarito. Ante el desastre, la Canitec busca sacar raja y pide la cabeza del titular de la Cofetel, que muestra poco temple al discutir visceralmente en Twitter. El factor electoral en Baja California impide a la población ver los spots y demás contenidos pagados disfrazados de noticias. El fin de semana las televisoras encendieron nuevamente los transmisores analógicos y el apagón se postergó para el próximo 18 de julio; 3% de la población sin señal de televisión es suficiente para incidir en el resultado de las elecciones en Baja California.

Ayer hubo otra manifestación en la glorieta Independencia de Tijuana; los quejosos dijeron que son más de 100 mil familias las afectadas y no 14 mil, como dice la Cofetel. El caso debe servirle de experiencia a Mony de Swaan para las ciudades fronterizas que tendrán apagón este año, para que no se repita el pésimo inicio de esta primera etapa. Por lo pronto, las antenas de conejo se anotaron un punto y Mony, arrinconado como Mubarak por su soberbia, jura que el apagón nacional será posible en 2015. ¿Es promesa o amenaza?

En el radar

Mañana se conmemoran cuatro años del incendio en la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, donde fallecieron 49 niños. La PGR ha ordenado reabrir la investigación, esperamos que no sea para volver a dar carpetazo y, ante las nuevas evidencias, ahora sí paguen Bours Castelo, Molinar Horcasitas y demás lacras. Hoy habrá una marcha a las 7 pm del IMSS al Ángel y posteriormente una vigilia toda la noche. Mañana 5 de junio, a las 5 pm saldrá una marcha silenciosa del Ángel hacia el Zócalo, donde a las 8 de la noche se proyectará el documental ABC nunca más.

Periscopio

Al que nace pa' tamal del cielo le caen las hojas. La Fundación City Mayors designó a Miguel Ángel Mancera como Alcalde del mes de junio de 2013. El reconocimiento llega en mal momento, Mancera tiene encima a la opinión pública por la misteriosa desaparición de 11 jóvenes. Además, nadie está contento con el anuncio de incluir a los vehículos nuevos en el programa Hoy no circula a partir de 2014.

Bitácora de lo absurdo

"Simplemente no hay marcha atrás". Mony de Swaan, respecto al apagón analógico; 29 de mayo de 2013. Lo criticable no es el apagón, sino operarlo con una visión centralista, casi a control remoto.

Seguimos el debate en Twitter: @LeoAgusto

 
EDICIÓN

CDMX

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

16/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES