Historia de miles de millones

Lun, 04/05/2015 - 05:00

EL CONSEJO TÉCNICO del IMSS, formado por representantes del gobierno federal y de los sectores obrero y patronal, reemplazó —¿renuncia? ¿despido?— a José Antonio Berumen Preciado, del puesto de director de Administración, “y le deseó éxito en el desempeño de sus siguientes responsabilidades”.

Eso ocurrió el miércoles 29 de abril pasado y desde las filas del propio instituto se levantaron voces que señalaron operaciones irregulares en las que Berumen habría tomado decisiones al margen de la ley y del reglamento de adquisiciones del IMSS.

Por un lado, el funcionario es reconocido, pero desplazado y, por otra parte, es objeto de señalamientos de irregularidades, como adquisiciones de servicios por un total de 207 mil 133 millones de pesos, que habrían dejado beneficios por casi dos mil millones de pesos a los operadores de esas asignaciones, en 2013.

Veamos el primer escenario: El director del Seguro Social, José Antonio González Anaya, encabezó la sesión del Consejo Técnico del IMSS que aprobó el relevo de Berumen, hecho del que se emitió un comunicado:

“Los miembros del H. Consejo Técnico le hicieron un reconocimiento al maestro José Antonio Berumen Preciado, por el trabajo que realizó al frente de la dirección de Administración, tiempo en el cual, entre otras tareas, se llevaron a cabo las dos compras consolidadas de medicamentos más grandes en la historia del sector público en nuestro país”.

Quiere decir que González Anaya, el secretario general Juan Moisés Calleja, los secretarios de Trabajo, Alfonso Navarrete Prida; de Salud, Mercedes Juan; de Hacienda, Luis Videgaray, así como los líderes de las cuatro organizaciones sindicales y cuatro representantes patronales están dispuestos a que el IMSS pierda a un funcionario eficaz y ejemplar, según señalan.

El segundo escenario es oscuro: Estas fechas de campañas electorales, luego de una racha de señalamientos a personajes del sexenio de Enrique Peña Nieto, por abusos de recursos a su alcance, como un helicóptero, y de críticas por la propiedad de residencias, se ventila que Berumen habría usado un avión de un proveedor de medicinas en pleno proceso de inhabilitación. En marzo, SAVI fue inhabilitada casi cinco años por la Secretaría de la Función Pública para proveer a todo el sector público.

En 2013, el IMSS concedió ampliaciones a proveedores vigentes en diciembre de 2012: Por ejemplo, en servicio de laboratorio hubo ampliación de 167 mil millones de pesos; en servicio de mínima inversión, 22 mil millones de pesos; para diálisis peritoneal continua, seis mil 700 millones de pesos; diálisis peritoneal automatizada, dos mil 488 millones de pesos; para el servicio integral de banco de sangre, cinco mil 30 millones de pesos; hemodiálisis subrogada, dos mil 125 millones de pesos, y hemodiálisis interna, mil 790 millones de pesos. Total: 207 mil 133 millones de pesos, asignados fuera de todo control.

Abril fue definitivo en las actividades del ex director de Administración, al abrirse una convocatoria para la adquisición de tiras reactivas que favoreció a Laboratorios Roche, que habría ganado con un sobreprecio de casi la mitad.

Cosas de estas ocurrieron mientras que el Congreso legislaba en materia de transparencia y combate a la corrupción y la sociedad reprobaba la impunidad.

¿“Éxito en sus siguientes responsabilidades”, como expresó el Consejo Técnico del IMSS? Virgilio Andrade, secretario de la Función Pública, tiene la respuesta…

VITRAL SOCIAL.— Urgencias de la Cruz Roja Mexicana del Distrito Federal, 065…

EDICIÓN

CDMX

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES