Objeciones de la memoria

Vie, 04/03/2016 - 04:00

En los últimos días se han escuchado críticas contra las escuelas universitarias que Morena promovió como una forma de lograr la meta de cero rechazados de la educación media superior y superior. Han acusado la propuesta de promover la educación con el pretexto de que se ofrecerá en "escuelas patito".

Es lamentable que en lugar de debatir sobre la garantía de los derechos sociales, como la educación, se pretenda utilizar el tema como parte de la guerra sucia contra Andrés Manuel López Obrador. No es gratuita tanta animadversión.

Quienes acusan de "patito" a las escuelas universitarias son quienes quieren llegar a la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México para amenazar los derechos de la gente. No sólo es una especulación, en realidad están en riesgo las pensiones de adultos mayores, los espacios públicos, la educación pública y los derechos de reunión y manifestación y libertades democráticas conseguidas en la ciudad.

Los diputados de Morena están donando la mitad de sus salarios para la causa de la educación superior. Ante la incredulidad de muchas personas, los diputados de esa fuerza política están donando cada mes la mitad de sus sueldos. Con ello se han instalado cinco escuelas en la Ciudad de México y de ellas, de cuatro ya fueron aceptados los trámites para la validación de estudios y programas académicos.

Las escuelas son dirigidas por gente proba como Bertha Luján, Javier Jiménez Espriú, Jorge Alcocer, Premio Nacional de Ciencias, Etelvina Sandoval y Bernardo Bátiz. Parece que el rencor contra las escuelas viene de la sorpresa que con poco tiempo y pocos recursos se hayan instalado ocho escuelas en todo el país, cuando Peña Nieto no ha podido construir una sola escuela en toda la nación durante tres años.

Cuando los diputados del PRI, PAN y PRD dicen que las escuelas son ‘patito' habría que decirles que ‘patito' es Peña Nieto. Un presidente ‘patito' que va a Veracruz y dice que la capital es Boca del Río, que va Baja California y dice que la capital es Tijuana, que va a Nuevo León y saluda al estado de ‘Monterrey', que inaugura carreteras y dice que unirá a los ‘estados de León y Lagos de Moreno' o dice que Benito Juárez caminaba por las calles de Pachuca en 1969, casi un siglo después de muerto.

Peña Nieto, que cuando le preguntaron sobre tres libros que leyó no supo decir el nombre de ni uno solo; dicen que, en corto, cuando le preguntaron quién era el autor de ‘El principito' dijo ‘Maquiavelito'. Y todavía critican el proyecto de escuelas universitarias.
Más escuelas significan más progreso y más derechos para la juventud. Hay que decirles a los jóvenes que entren a las escuelas universitarias para no ser ‘patito' como Peña Nieto.

EDICIÓN

CDMX

13/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

13/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

13/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

13/11/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES