Recuperando la seguridad pública

Jue, 04/02/2016 - 04:00

La sociedad demanda de sus autoridades mayor seguridad. El clamor de los mexicanos es que no quieren vivir atemorizados, es decir, quieren que sus colonias sean más seguras, libres de los flagelos que produce el crimen organizado y la delincuencia común.

El actual gobierno ha dado muestras claras de que se trabaja para reducir los delitos que más dañan a la sociedad.

En tan sólo tres años, los ilícitos relacionados con los secuestros, homicidios y asaltos han tenido una reducción considerable; mejor aún, ya se encuentran en prisión 99 de los 122 criminales más buscados del país.

Hay regiones del país que están regresando a la normalidad que se había perdido por el avance del crimen organizado, tal es el caso de Michoacán, Guerrero, Durango, Coahuila y Tamaulipas. Lo anterior evidencia que se va por buen camino en la construcción de un país con mayor seguridad y apego al Estado de Derecho.

Podemos señalar que en las 32 entidades federativas ya se encuentra operando —total o parcialmente— el nuevo Sistema Penal Acusatorio, que permitirá a los mexicanos acceder a una justicia pronta, imparcial y expedita. Así podríamos mencionar múltiples acciones que el Gobierno Federal y las autoridades de los estados han realizado para garantizar la integridad física y material de todos los mexicanos.

También, debemos de reconocer que tenemos algunos pendientes que debemos atender, uno de ellos es la profesionalización y equipamiento de nuestras policías municipales. En este sentido, el Ejecutivo Federal ha enviado al Congreso la reforma constitucional para instrumentar el Mando Único policial como una propuesta que contribuya a resolver esta problemática.

Es una realidad que las condiciones en que se desarrollan las policías municipales —excepto en las grandes ciudades— son insuficientes para combatir a la delincuencia. Es preocupante que haya aproximadamente 1,100 municipios con apenas una docena de policías y poco más de 600 alcaldías sin ningún elemento de seguridad.

Dicha iniciativa descansa en los siguientes ejes rectores: 1. Desaparecer las más de mil 800 policías municipales a efecto de que exista mayor coordinación y eficiencia operativa en la persecución del delito; 2. Acabar con la infiltración de las organizaciones criminales en los cuerpos de seguridad; 3. Establecer controles de confianza y certificaciones permanentes para tener policías más preparados; 4. Homologar los protocolos de actuación policial para privilegiar la prevención, la reacción y la investigación; y 5. Dignificar la profesión de los policías a través de mejores remuneraciones.

En 16 estados se ha logrado instrumentar el Mando Único en todos sus municipios. Seis estados cuentan con un avance del 75% y dos entidades más llevan el 50%. Sólo cinco estados muestran un rezago en la instrumentación del Mando Único y tres no tienen ningún avance.

Con esta propuesta se contribuirá a brindar a las y los mexicanos la seguridad que están exigiendo. Sin duda, es una respuesta del Estado mexicano ante la delincuencia y es un mensaje de esperanza para mejorar la seguridad del país. Bajo esa perspectiva en el Congreso de la Unión tendremos la responsabilidad de analizar y discutir esta reforma de gran trascendencia nacional.

Es una deuda que tenemos con la ciudadanía, con las próximas generaciones, sobre todas las cosas, con las personas que desgraciadamente han sido víctimas de la delincuencia.

*Senadora de la República. Presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables.

@LiliaMerodio

[email protected]

 
EDICIÓN

CDMX

15/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

15/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

15/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

15/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES