Los riesgos a la salud

Mar, 03/11/2015 - 05:00

La semana pasada la IARC una dependencia de la Organización Mundial de la Salud, publicó un boletín en el que dio a conocer los riesgos para cáncer y el consumo de carne, que se pueden resumir en:

La carne procesada se clasificó como carcinógena para los seres humanos, con evidencia suficiente de que su consumo causa cáncer de colon. Carne procesada es la que se ha transformado a través de la salazón, el curado, la fermentación, el ahumado u otros procesos para mejorar su sabor o su conservación, ejemplo: todo tipo de salchichas, jamón, carne en conserva, cecina, carne en lata y las preparaciones y salsas a base de carne.

Por otro lado, las carnes rojas se clasificaron como probablemente carcinógenas con evidencia limitada de que su consumo causa cáncer; sin embargo, se ha encontrado una asociación con el cáncer de colon, de páncreas y de próstata. Por carne roja se entiende a todos los tipos de carne muscular de mamíferos como la res, ternera, cerdo, cordero, caballo o cabra.

El boletín suscitó un gran interés y, de manera inmediata, las grandes compañías procesadoras de carne activaron todo su aparato de comunicación para cuestionar el anuncio. La respuesta del público tampoco se hizo esperar y las redes sociales se llenaron de comentarios con varias posturas, desde los que tomaron la recomendación hasta los que se burlaron de la noticia o se indignaron porque la sienten como una violación a su libertada para elegir qué comer.

Cómo debo tomar el riesgo. Con seriedad, el ser humano ha sobrevivido por su instinto de luchar para consrvar la vida, nadie duda en quitarse del fuego o hacerse a un lado si ve venir una piedra. Funcionamos muy bien para evitar los peligros inmediatos donde la causa y el efecto se suceden de manera rápida. El problema es cuando el resultado ocurre tiempo después de que se inicia la causa y no es seguro que suceda, entonces pensamos que no nos va a pasar a nosotros. Lo cierto es que se calcula que en todo el mundo ocurren alrededor de 34 mil muertes por cáncer de colon atribuibles a la carne procesada, ¿Y si te toca a ti o a tus hijos?

Cuál es la recomendación. Las carnes rojas tienen un valor nutricional, no se recomienda que se eliminen de la dieta, pero debe quedar claro que su exceso puede ocasionar problemas de salud, principalmente cuando no se consume suficiente fibra, frutas o verduras, no se hace ejercicio o se tienen adicciones u otros factores de riesgo como la predisposición familiar.

Sobre las carnes procesadas no hay dudas, se tienen que evitar en lo posible, máxime cuando por su facilidad se usan para la dieta diaria, ¿cuántas veces a la semana un niño come carne procesada?: sándwiches o tortas de jamón, hot dogs o salchichas con huevo. El efecto se va acumulando con el paso de los años y por cada 50 gramos de carne procesada consumida diariamente, aumenta el riesgo de cáncer de colon en un 18%.

Pregunta, ¿no es indignante que si las carnes procesadas son cancerígenas existan comerciales en la televisión que les dicen a las mamás que darlas a sus hijos son una muestra de cariño? ¿no deberían venir con un letrero de precaución? ¿no debería recomendarse que principalmente los niños no las consuman?

Mejor informados cuidamos mejor la salud.

@olgageorgina
Correo: [email protected]

 
EDICIÓN

CDMX

17/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

17/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

17/07/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

17/07/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES