Juego de manos limpias

Jue, 03/10/2013 - 05:00

Lavarse las manos es la mejor manera de protegerse de una serie de agentes capaces de desatar enfermedades que pueden ir de un malestar pasajero a situaciones críticas e incluso letales, por lo que debe ser práctica común entre chicos y grandes.

Una de las amenazas son las bacterias, microorganismos unicelulares, imperceptibles a simple vista, son enemigos que se encuentran en el medio ambiente, superficies e inclusive nuestro cuerpo.

La guardia en alto

“Algunas bacterias pueden ser patógenas, es decir, son capaces de generar enfermedades en los seres humanos. Una de las formas más eficaces de transmisión bacteriana es mediante el contacto de persona a persona o bien, a través del contacto con objetos contaminados, en los cuales las bacterias pueden persistir hasta por varios días o semanas”, explica la infectóloga Alethse de la Torre.

“Es por esta razón que el lavado de manos constituye la estrategia más efectiva para evitar la transmisión de patógenos y enfermedades tales como diarrea, influenza y neumonía”, dice.

Lavarse las manos tiene una nueva manera de hacerse, y es con Escudo espuma, el jabón antibacterial que rompe la cadena de transmisión de gérmenes y ayuda a las mamás a proteger la salud de sus familias.

Sus fabricantes nos dicen que “las madres mexicanas están dispuestas a cuidar la salud de los que más aman, pero sin aislarlos del mundo que los rodea. Inspirados en este hecho, desarrollaron un dispensador de espuma antibacterial que transforma la confiable protección en una suave espuma fácil de esparcir para limpiar las manos a fondo, incluso entre los dedos y las uñas”.

Estudios científicos realizados por la empresa P&G demostraron que un virus alojado en un objeto escolar puede extenderse a toda la escuela en sólo una hora, y que en sólo cinco minutos un niño puede adquirir 100 millones de gérmenes al jugar con otros pequeños.

De esa realidad surge la preocupación materna por proteger de una manera que al mismo tiempo fomente en ellos el hábito de la higiene, esto es, mediante el correcto lavado de manos y en una sola lavada, el jabón espuma “elimina hasta 99.9% de las bacterias contraídas por contacto”, indican sus creadores.

Un riesgo invisible

Los niños están más amenazados por las enfermedades de contacto, “porque exploran el mundo a través de las manos, tocando objetos o personas”, comenta Claudia Herreramoro, de P&G.

Las tres versiones del jabón espuma: Suavidad de Flor de cerezo, Manzana Fresh Kids y Pureza de Té Blanco brindan protección a los niños y toda la familia, ayudando a crear un escudo entre sus manos y los gérmenes del ambiente, que está comprobado se transmiten con mayor velocidad a través del contacto que al estornudar o toser.

En México, la marca participa de manera activa en iniciativas de promoción de la salud a través del correcto lavado de manos; muestra de ello son las alianzas de colaboración que mantiene con la Secretaría de Salud, la Cruz Roja Mexicana y KidZania, con las que año tras año ha ayudado a beneficiar la vida de miles de niños mexicanos.

EDICIÓN

CDMX

25/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

25/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

25/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

25/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES