Del New’s Divine al After Heaven

Lun, 03/06/2013 - 00:00

Ha pasado una semana de la desaparición de 11 jóvenes de un bar de la Zona Rosa sin que se sepa hasta ahora cómo ocurrió. Familiares de las víctimas aseguran que fueron levantados (término utilizado para referir el secuestro y desaparición forzada cometidos por sicarios de los cárteles de la delincuencia organizada o en algunos casos por policías y/o militares).

Pero la Procuraduría del Distrito Federal, mientras dice que analiza los videos de las cámaras de seguridad instaladas afuera y adentro del antro After Heaven, asegura que no hay evidencia hasta ahora de que se trate de un levantón.

La desaparición ocurrió entre las siete y las 10 de la mañana del domingo 26 de mayo, aunque se supo de ella cuatro días después, cuando la denunciaron los familiares de los desaparecidos. Entre sus señalamientos destaca uno que asegura que los jóvenes del After Heaven fueron levantados por un comando armado que llevaban uniformes similares a los de la policía del Distrito Federal.

Por otra parte, versiones periodísticas refieren que entre los desaparecidos están un hijo de Jorge Ortiz Reyes, El Tanque, y otro de Alejandro Sánchez Zamudio, El Papis, en prisión desde 2003 acusados de liderar peligrosas bandas de narcomenudistas de Tepito.

El asunto es, sin duda, el más grave que haya ocurrido en la ciudad de México en relación con prácticas del narcotráfico muy frecuentes en otras latitudes del país.

Es más, si se llegara a comprobar que tiene que ver con venganzas entre bandas de la delincuencia, no sólo se documentaría su presencia en la capital del país y la disputa por la plaza, reiteradamente negada por el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, sino que echaría por tierra la idea de que el Distrito Federal es una isla respecto a la violencia delincuencial que afecta a muchos otros estados y que ahora habrá de enfrentar los atemorizantes levantones.

Del esclarecimiento de este hecho depende, a no dudarlo, el futuro del procurador Rodolfo Ríos Garza y de su jefe Miguel Ángel Mancera. No se olvide lo ocurrido el 20 de junio de 2008 en la discoteca New’s Divine, donde murieron aplastados nueve jóvenes de clase popular y dos policías auxiliares, en un operativo policiaco pésimamente ejecutado. Fue la peor crisis del gobierno de Marcelo Ebrard, quien por eso cesó al entonces procurador Rodolfo Félix Cárdenas y al secretario de Seguridad Pública capitalina, Joel Ortega, hechos que, por cierto, propiciaron la llegada a la Procuraduría del DF de Miguel Ángel Mancera, lo que después lo catapultó a la jefatura del gobierno.

De ahí la necesidad del pronto esclarecimiento de estos hechos, no sólo por cuestiones de un futuro político, sino por el apremio de contener la ominosa amenaza del narcotráfico en la capital del país.

Instantánea

1. GUARDERÍA. Pasado mañana se cumplen cuatro años del incendio de la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, en el que murieron quemados 49 niños por la negligencia de las autoridades y de los concesionarios de ese servicio. Cuatro años ya sin que haya castigo para el principal responsable político de aquellos trágicos acontecimientos: Juan Molinar Horcasitas, entonces director del Instituto Mexicano del Seguro Social. Sigue impune amparado en sus actividades políticas dentro del PAN y en sus gestiones dentro del Pacto por México.

2. DEMANDA. El presidente del PRD, Jesús Zambrano, demandará ante la PGR a Roxana Soto, delegada de la Sedesol en Baja California, por haber incurrido en delitos electorales. Zambrano dice tener grabaciones que documentan la entrega de miles de pares de zapatos para comprar el voto a favor del PRI en las elecciones del próximo 7 de julio.

EDICIÓN

CDMX

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES