Tres años tres

Mié, 02/12/2015 - 04:00

El presidente Enrique Peña Nieto inicia hoy el cuarto año de gobierno o, dicho de otra manera, la segunda mitad de su periodo. El tercer año ha sido, en la historia del presidencialismo mexicano, el punto más alto de poder, control político y popularidad de la mayoría de los mandatarios. No es el caso, por cierto, del actual jefe del Ejecutivo.

El nivel de aprobación de Peña Nieto, medido por distintas encuestadoras, fluctúa entre 33 y 35%. El de desaprobación, por lo tanto, va de 65 a 67%. Simplifiquemos: tres de cada cinco mexicanos desaprueban su gestión.

En la historia reciente, sólo Ernesto Zedillo llegó a tener un nivel de desaprobación más bajo que el que ahora marca Peña Nieto. Fue en 1995, después del "error de diciembre", la caída de la economía, el rescate de la banca (Fobaproa) y la implementación de medidas fiscales de emergencia como el aumento del IVA de 10 a 15% con todo y ‘roqueseñal', ¿se acuerdan? Zedillo tuvo entonces una desaprobación promedio de 77%, es decir, de cuatro de cada cinco mexicanos. Era apenas el primer año de un sexenio que logró cerrar con una popularidad de 65%.

En la ‘docena trágica' panista, sin embargo, el tercer año fue bueno para Vicente Fox y Felipe Calderón con niveles de aprobación similares a 60%, pues ese es el momento, le decía, del pináculo del poder presidencial en México.

¿Qué pasó entonces con Peña Nieto cuyos propagandistas lo muestran como el autor de las grandes reformas que llevarán a México a niveles de bienestar incomparables?

No se necesita ser gran analista para darse cuenta de una serie de factores que explican su impopularidad.

La economía, de entrada, no crece conforme a lo planteado. Por el contrario, mostró desempeños bastante mediocres en 2013 y 2014. En 2015, aun con las dichosas reformas, el crecimiento es débil, no obstante que los analistas del sector privado elevaron de 2.3 a 2.5% su pronóstico para el año, después de 11 meses de ajustes a la baja.

Y súmele: la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la segunda fuga de Joaquín ‘El Chapo' Guzmán y el escandaloso conflicto de intereses que protagonizaron el Presidente y su esposa con la ‘casa blanca' de Las Lomas, todos ellos torpedos que impactaron en la línea de flotación de su gobierno.

Por eso la desaprobación a pesar de las mentadas reformas cuya efectividad está por verse. Por eso la desaprobación, la desconfianza y el enojo.

Instantáneas. 1. RELEVOS. El pleno del Senado elegirá el martes próximo a los ministros que sustituirán a Olga Sánchez Cordero y a Juan Silva Meza, los últimos dos integrantes del máximo tribunal que resultó de la reforma hecha al Poder Judicial en 1995 por el entonces presidente Ernesto Zedillo. La Cámara Alta avalará a dos de los integrantes de las ternas propuestas por el presidente Peña Nieto y toda apunta a que la designación recaerá en la hasta ahora magistrada de Circuito, Norma Lucía Piña Hernández, y el también magistrado, pero de la Sala Superior de Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, Javier Laynez Potisek, ex procurador fiscal de la Federación.

2. PROGRAMA social insignia del gobierno de Miguel Ángel Mancera, "Médico en tu Casa", se convirtió ayer en ley para el Distrito Federal. La Asamblea Legislativa la aprobó ayer. "Médico en tu Casa" será llevado a instancias federales de acuerdo con lo dicho por la secretaria de Salud, Mercedes Juan. Aquí en la capital, y durante el año y dos meses que lleva operando, los médicos que lo integran visitaron un millón 98 mil viviendas y atendieron a 164 mil 916 pacientes. Todo un éxito para Mancera y su secretario de Salud, Armando Ahued.

3. INTENSA jornada legislativa en el Senado: aprobó, con modificaciones que devolvió a diputados, la Ley de Transición Energética; reformó, y envió a San Lázaro, las leyes Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión y del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, para prorrogar un año el apagón analógico digital en televisoras públicas y estaciones de baja potencia; y dio trámite a una iniciativa de reforma a la Ley General para la Inclusión de Personas con Discapacidad. Y es que de acuerdo con la senadora Lilia Merodio, se encontraron preocupantes datos de exclusión: más de la mitad de las personas con discapacidad no reciben ingresos y casi 20% ganan menos de un salario mínimo.

@RaulRodriguezC

EDICIÓN

CDMX

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

14/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES