La presión tormentosa

Lun, 02/09/2013 - 05:00

La presión alta es un mal que afecta a muchos mexicanos, y algunos de ellos ni siquiera lo saben, por lo que el Instituto Nacional de Cardiología alerta que la hipertensión no debe tratarse de manera aislada, sino de un modo clínico integral.

En sus guías clínicas para la detección, prevención, diagnóstico y tratamiento de hipertensión arterial sistémica señala que hay que poner especial atención en los antecedentes familiares y enfermedades asociadas como diabetes, dislipidemia, coronarias prematuras, vascular-cerebrales y renales.

Cuánta presión hay

La hipertensión arterial (HTA), indican las guías, se caracteriza por variaciones de la presión sanguínea en un mismo día o entre varios, por lo tanto el diagnóstico se debe basar en varias mediciones efectuadas en ocasiones separadas, durante dos o tres semanas.

Si la presión sanguínea se encuentra ligeramente elevada solamente de manera ocasional, se recomienda establecer un sistema de vigilancia más frecuente, y sobre todo cambiar hábitos alimentatarios, principalmente reduciendo y/o eliminando el consumo de sal y acudir con su médico tratante.

En una persona sana se presentan elevaciones transitorias en la presión sanguínea en respuesta al ejercicio, al estrés o la excitación. Es normal que aumente con la edad, pero se considera que un paciente comienza a tener presión arterial elevada cuando su registro es igual o mayor de 140/90 mmHg.

Acción de fondo

Los médicos recomiendan medir la presión arterial en un ambiente relajado, templado, sentado y con un brazo apoyado cómodamente. Si los resultados persisten arriba de 140/90 mmHg después de varias mediciones se considera hipertensión arterial.

La hipertensión es un de los males crónicos más recurrentes de los mexicanos: afecta a tres de cada 10 adultos.

La alta prevalencia de esta enfermedad en México adquiere relevancia si se considera que 47.8% de los adultos con hipertensión en 2006 no había sido diagnosticado y que sólo 39% de los diagnosticados recibía tratamiento.

El padecimiento es una condición en la que la presión arterial se encuentra elevada de manera sostenida con valores sistólicos mayores de 140 mm/Hg y /o valores diastólicos mayores de 90 mm/Hg.

En la mayoría de los casos no presenta síntomas, por ello la importancia de someterse a chequeos médicos regulares una vez alcanzada la madurez media, esto es, a partir de los 35 años de edad, ya que cada vez más los jóvenes están ingresando en la fila de los pacientes con hipertensión.

La variación de la presión arterial es un fenómeno totalmente normal. El cambio de los valores se verifica según la hora del día, la actividad, entre otros factores.

Lo importante es que dicha variación siempre quede dentro de los parámetros normales de la presión arterial. AstraZeneca tiene una alternativa terapéutica para controlar el mal y evitar complicaciones que afectan la calidad de vida de quien lo padece.

EDICIÓN

CDMX

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES