El Poli marcha y dialoga

Mié, 01/10/2014 - 05:00

Si gratificante resulta en estos tiempos de indiferencia ver a miles de jóvenes defender una causa justa y de alto contenido patriótico (¡aunque la palabra le ponga los pelos de punta a los dogmáticos globalifílicos!), no menos gratificante es ver que el poder no se cierre a ese tipo de demandas y, obligado o convencido, baje de su pedestal a atenderlas y cumpla, así, el trabajo que le ha sido encomendado.

Cálculos conservadores estiman que unos sesenta mil estudiantes del Poli marcharon ayer del Casco de Santo Tomás a la Secretaría de Gobernación.

La víspera, un grupo no representativo del movimiento conocido como Comisión de Lucha Estudiantil Politécnica, acudió a las oficinas de Bucareli a solicitar diálogo con el secretario Osorio Chong quien, fiel a su estilo negociador, lo aceptó sin reticencia. La petición no gustó al grupo de la ESIA que ha encabezado la protesta y que se conoce como Coordinadora Estudiantil Politécnica.

Las posiciones encontradas de cara al encuentro con el titular de Gobernación, dieron lugar a que se empezará a hablar de la división del movimiento, recurso por cierto muy recurrido por el poder.

Ya frente a Gobernación se impuso la posición de la Coordinadora Estudiantil Politécnica: no venimos a que reciban una comisión, dijeron, venimos a entregar un pliego petitorio, que salga Chong a recibirlo.

Y el secretario de Gobernación se las compró, con todo y los riesgos políticos que tiene dialogar en la calle con una asamblea juvenil. Osorio Chong se trepó al templete, leyó el pliego petitorio y pidió media hora para dar una respuesta. Los jóvenes le respondieron, airados, que media hora era muy poco para hablar de un tema tan importante como una reforma educativa. Fue así que se abrió el espacio para acordar reunirse pasado mañana viernes, ahí mismo, a las tres de la tarde.

Entre las peticiones de los jóvenes destaca la dimisión de Yoloxóchitl Bustamante quien, por lo de ayer ocurrido, es claro que tiene contadas las horas al frente del Politécnico. La otra es la derogación del recientemente aprobado reglamento interno de la institución y la revisión de los pretendidos nuevos planes de estudio.

Las autoridades politécnicas han planteado esos cambios como una necesidad para mejorar la calidad educativa del Poli, pero los estudiantes se ocuparon de desenmascarar la coartada.

Y es que los cambios van en contra de la función originaria del IPN: la técnica al servicio de la Patria y no, como advierten los jóvenes que se pretende ahora, al servicio del mercado. Y es ahí donde se empieza a vislumbrar el fondo: alinear a la educación pública a los requerimientos de las reformas neoconservadoras recientemente aprobadas. ¿Cómo? Restándole énfasis científico a la educación pública para dejarla en niveles más técnicos, lo que saca a miles de jóvenes de la competencia de alto nivel, a fin de seguir abaratando la mano de obra.

Es ahí donde está el sentido de la protesta y habrá que ver cómo concilia el gobierno una solución, pues ha sido el principal promotor de las reformas, el operador del modelo de país que hoy tenemos.

Por lo pronto le salió bien a Osorio Chong cachar al vuelo esta demanda juvenil que, si no se atiende con prontitud y atingencia, sin duda crecerá y podría salirse de control.

Instantáneas

1. IMPENSABLE hasta hace muy pocos años que el Ejército se abriera a la posibilidad de que la autoridad civil suplantara al fuero militar para procesar a sus efectivos por la comisión de diversos delitos. El caso Tlatlaya arroja tantas evidencias de que ahí se presentó una ajusticiamiento extra judicial de delincuentes, que la PGR anunció ayer que consignará por homicidio calificado a tres militares involucrados con esos hechos. El procurador Jesús Murillo Karam dijo que fue posible documentar que después del enfrentamiento con un grupo de presuntos delincuentes, esos tres militares volvieron a abrir fuego contra ellos sin ninguna razón.

2. RELEVO. Gustavo Madero presentó ayer finalmente solicitud de licencia para separarse de la presidencia nacional del PAN. Va en busca de una diputación federal desde la que seguramente construirá su candidatura presidencial para 2018. Lo sustituye en el cargo su joven secretario general Ricardo Anaya. A ver si su talento político le alcanza para resolver la profunda fractura en el blanquiazul.

([email protected] @Raul RodríguezC y raulrodriguezcortes.com.mx )

EDICIÓN

CDMX

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

11/12/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES