Obesidad vs precio

Jue, 01/08/2013 - 05:00

OBESIDAD. ¿Cuántas veces hemos escuchado que México es el país con mayor porcentaje de población obesa en el mundo? Y no debato las cifras que señalan que el aumento en el índice de sobrepeso desde 1980 se ha triplicado, ni que ocupamos los primeros lugares de obesidad tanto en hombres como en mujeres, ni que somos el primer país en consumir refresco. Pero habría que preguntarse si nuestro entorno económico ayuda a tener una nutrición adecuada. Salgamos a las calles y veremos que la oferta alimentaria no necesariamente es la más saludable.

Cuando me encuentro en la ciudad de México vemos una proliferación en los puestos de garnachas que ofrecen tacos de todo tipo. En los rumbos del Senado puedes comprar con seis pesos en promedio tacos de guisado y si comiéramos cuatro aproximadamente, el total de la cuenta llegaría a 30 pesos con todo y refresco. La oferta se ciñe a los tacos, carnitas o tortas. ¿Dónde está el equilibrio nutricional? No hay. La oferta y demanda no lo exige, por muchas razones, pero creo que la mayor de éstas son económicas. El vicepresidente de la Red de Reducción de la Pobreza y Gestión Económica del Grupo del Banco Mundial, Otaviano Canuto, ha declarado en diversos foros que “los alimentos no saludables tienden a ser más baratos que los saludables, tal como sucede con la comida chatarra en países desarrollados. Cuando las personas pobres con un ingreso disponible en los países en desarrollo tratan de hacer frente a los altos y cada vez más volátiles precios de los alimentos, también tienden a elegir comida barata con alto contenido de calorías, pero que no tiene mucho valor nutritivo”.

POBREZA. Ahora bien, tomemos las últimas cifras que dio a conocer esta semana el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). Si medimos la pobreza con base en la dimensión de ingreso nos damos cuenta que, pese a que venía disminuyendo la pobreza desde 1996 hasta 2006, a partir del 2006 se incrementó constantemente los tipos de pobreza en México. ¿Cómo enfrentar el alza de precios en los alimentos si seguimos siendo un país pobre?

En julio de este año, el presidente del Banco Mundial declaró que no se puede “permitir que el aumento a corto plazo del precio de los alimentos tenga consecuencias perjudiciales a largo plazo para los más pobres y vulnerables del mundo”, porque son esos sectores los más desprotegidos. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo ha reiterado en diversas publicaciones que en los países más pobres la ingesta calórica diaria es un tercio menor a la de los países más ricos.

DESNUTRICIÓN. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura afirma que las políticas enfocadas a erradicar el hambre, la mortalidad y pobreza detonan el crecimiento de las naciones y que los precios de los alimentos altos y volátiles hacen que las calorías menos sanas tiendan a ser más baratas que las saludables. El sobrepeso, advierte, no es una epidemia que afecte a naciones ricas: 50% vive en nueve países: EU, Alemania, China, India, Rusia, Brasil, Indonesia, Turquía y México.

Una reciente publicación el Reino Unido menciona que factores tan diversos como la cultura, estilos de vida, publicidad, gustos y costumbres o el sistema metabólico podrían explicar la tendencia al sobrepeso. Necesitamos políticas sólidas a mediano y largo plazos para evitar la escalada del precio de los alimentos y no impacten en los sectores más vulnerables. En cuanto a la obesidad esperemos que el gobierno del presidente Peña presente la estrategia que seguirá a este mal que aqueja a millones.

INSULTO. La semana pasada vimos en las noticias cómo un funcionario local de Tabasco maltrataba a un niño que vendía dulces. Me pareció indignante la actitud de la autoridad, pero más indignante ver cómo millones de niños venden en las calles, limpian parabrisas o hacen actos de malabarismo. Redoblemos esfuerzos para dejar de ver escenas como las que vimos. Yo por mi parte, seguiré apoyando políticas que estén enfocadas a erradicar la marginación, dotar de un marco adecuado para que los órdenes de gobierno detonen el potencial que tenemos como economía y seguiré alzando la voz.

EDICIÓN

CDMX

21/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

21/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

21/11/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

21/11/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES