Bajo el sol ardiente

Lun, 01/04/2013 - 01:00

En los días soleados, en la playa o los pueblos de montaña o cuando está nublado es necesario proteger la piel de los rayos del astro rey, por ello, especialistas en dermatología recomiendan el uso diario de un protector solar, que ayuda a prevenir enfermedades de la piel provocadas por la sobre exposición a los rayos ultravioleta.

La resolana es tan amenazante como la radiación de un sol luminoso, nos dicen los expertos, entre quienes la tarea principal es difundir varias claves, como:

Las radiaciones ultravioleta forman parte de los rayos solares y llegan a la Tierra en forma de rayos UVA, UVB y UVC, los primeros no son absorbidos por  la capa de ozono y llegan a la superficie de la Tierra.

Los rayos UVB son absorbidos en su mayor parte por la capa de ozono y sólo una parte llega a la superficie.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la exposición prolongada a la radiación ultravioleta puede causar efectos agudos y crónicos en la piel.

En busca de buena sombra

El doctor Rodrigo Gutiérrez especialista en dermatología nos explica que las radiaciones ultravioleta, en cantidades pequeñas, son benéficas para la salud y desempeñan una función esencial en la producción de vitamina D; pero la exposición excesiva a ellas se relaciona con diferentes tipos de cáncer cutáneo, quemaduras de sol, envejecimiento acelerado de la piel, entre otros.

De ahí que la exposición prolongada y sin protección a los rayos del sol, puede producir efectos agudos y crónicos en la salud de la piel.

El experto médico indica que los rayos UVB actúan de forma poco agresiva, pero importante sobre la piel ya que producen daños como enrojecimiento, quemaduras, etc. Por su parte, los UVA pueden producir daños como manchas, envejecimiento prematuro y cáncer de piel, siendo este último el más grave.

“Es necesario educar a la población sobre los efectos nocivos de la sobre exposición solar sin protección adecuada, pero sobre todo la gente debe saber que el uso diario y correcto de un protector solar puede ayudarlos a prevenir problemas graves en la piel”, comenta.

Asimismo, el especialista menciona que “el uso de un protector solar no debe limitarse a los periodos vacacionales, ya que gran parte de la población lo relaciona directamente con la playa o con momentos en que tendrá alguna actividad donde estará expuesto al sol, sino que deben convertirlo en un hábito diario”.

Es importante señalar que existen protectores producidos con la más alta tecnología, que garantizan la protección adecuada de la piel de toda la familia, y que se pueden usar diariamente.

EDICIÓN

CDMX

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

QUERÉTARO

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

22/09/2018

 

DESCARGA EL PDF

CONVERSACIONES EN FACEBOOK

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES