eran empresas ‘fantasma’

Presentan denuncias contra gobierno de Graco Ramírez en Morelos; ligan muerte con fraude

Homicidio Fraude Corrupción Graco Ramírez Morelos
Investigaciones apuntan a que el exgobernador estuvo implicado en la desaparición y muerte del maestro de danzón Enrique Garfias
Xavier Omaña
28/02/2019 - 08:18

CUERNAVACA.— La desaparición y homicidio hace dos años de Enrique Garfias, conocido como “Enrico”, el maestro que daba clases de danzón en el centro de esta capital, podría estar relacionado con actos de corrupción durante la administración del exgobernador Graco Ramírez.

Según algunas investigaciones, “Enrico” habría sido convencido para fungir como comisario de dos empresas creadas para ofrecer servicios al estado durante la gestión de Graco Ramírez. Las investigaciones realizadas hasta el momento, apuntan a que “Enrico” sería el responsable de vigilar y avalar todas las transacciones, como lo reglamenta la normatividad de las Sociedades Anónimas, pero después de utilizarlo, presuntamente lo asesinaron.

Se trata de “Berso Edificaciones SA de CV”, propiedad de Jerónimo Bernal, y “Tekarq SA de CV”, a través de las cuales se habrían desviado por lo menos 125 millones de pesos del erario para realizar trabajos asignados a la Secretaría de Obras, que estaba a cargo de Patricia Izquierdo y a la Comisión Estatal del Agua (Ceagua), cuyo titular era Juan Carlos Valencia Vargas.

Ambas compañías tenían su domicilio en Cuernavaca, pero se cree que eran empresas “fantasma”, porque sus oficinas eran departamentos, y en ambas los nombres de los directivos eran los mismos.

Enrique Garfias desapareció el 10 de octubre de 2016, cuando salió de su casa en la colonia Subida a Chalma en Cuernavaca y se dirigía al centro de la ciudad, donde todos los fines de semana daba clases de danzón en la plaza pública. 

Ese día abordó una ruta 6 pero no llegó a su destino; sus familiares iniciaron una denuncia penal por su extravío e incluso pidieron a la Comisión Estatal de Seguridad (CES) que mostrara los videos captados por las cámaras de vigilancia, pero las autoridades se los negaron, bajo el argumento de que no servían. 

Dos meses después, el 15 de diciembre, su cráneo fue hallado en la colonia Antonio Barona de Cuernavaca, a un costado de la autopista México-Cuernavaca. 

Ahora se sabe, según fuentes del gobierno, que su homicidio está relacionado con el desvío millonario de recursos durante la pasada administración. 

“Hay indicios que, desde la óptica de la asesoría anticorrupción del gobierno de Morelos, apuntan a que ese crimen pudiese estar relacionado. Básicamente tuvo qué ver con construcciones ligadas a la Secretaría de Obras y a la Comisión Estatal del Agua”, afirmó el asesor Anticorrupción del Estado, Gerardo Becerra, después de presentar cinco nuevas denuncias por malversaciones de la pasada administración.

Las querellas fueron presentadas ayer contra varios exfuncionarios por un monto de 200 millones de pesos, en perjuicio de cinco Secretarías, en las que se involucran delitos como ejercicio indebido de funciones, tráfico de influencias y posible enriquecimiento ilícito.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS