Pensaban que era gripe

Excavaciones para el NAIM afectan salud de niño, en Tepetlaoxtoc

Axel presentó graves congestionamientos nasales y falta de oxígeno con el inicio de la operación de minas en el Cerro de las Cuevas
Redacción
12/10/2018 - 09:35

Por Ignacio Ramírez

TEPETLAOXTOC.– Axel, de apenas 5 años, podría convertirse en la primera evidencia de las afectaciones a la salud por la operación de minas de material pétreo para el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Desde 2015, a la par de la apertura de una mina en el Cerro de las Cuevas en la colonia El Techachal, el niño, que vive a escasos metros, comenzó a sufrir congestionamientos nasales y dificultades respiratorias que lo llevaron a convulsionar en mayo pasado, ante la falta de oxigenación en su cerebro.

En un principio, los padres creían que se trataba de gripa común, pues siempre que iban a consulta en el IMSS le recetaban antibióticos; incluso, en el kínder le impedían el acceso, para evitar “contagios”.

Hartos de las prolongadas esperas y las citas lejanas en el Seguro Social, sus papás acudieron con un otorrinolaringólogo particular, que les abrió los ojos.

“(La ‘otorrino’) me preguntó por cambios en casa, pero no había ninguno, sólo el polvo que los camiones levantaban, me dijo que ese polvo era el que le estaba produciendo la infección en las fosas nasales y la garganta”, describió su madre, que pidió el anonimato.

ALARMA. El 13 de mayo pasado, el menor sufrió una convulsión en la escuela y un mes después, tuvo que ser intervenido, así lo muestran recetas y estudios previos, de las que este medio posee copias.

“(La ‘otorrino’) nos dijo que necesitaba una operación de adenoides porque los tenía inflamados igual que las anginas; ya lo operaron y mejoró muchísimo, faltan otras pruebas de alergia, que no salen nada baratas, el gasto de ir, transporte, comida, estudios, consultas, medicamentos”, agrega la mamá, quien estima haber gastado más de 100 mil pesos en casi tres años.

Pero el padecimiento trajo secuelas consigo: Axel desarrolló alergias y ahora hay varios alimentos que no puede comer, por lo que sigue en tratamiento y no está dado de alta completamente.

Además, ahora debe usar cubrebocas la mayor parte del tiempo, bañarse todos los días y evita salir al patio, porque a un costado pasan los cargueros en medio de nubes de polvo, lo que también obligó a la familia a sellar las ventanas con silicón.

En el Hospital General de México, a donde acudieron ante la falta de recursos, la madre se encontró con otros dos menores residentes del mismo municipio con los mismos padecimientos.

Los grupos opositores al NAIM buscan incluir este caso como parte del reclamo al gobierno federal por los daños al ambiente y a la salud.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK