En Circuito Exterior Mexiquense conductores no 'pelan' señales

Al circular por la vía que conecta al poniente y oriente del Edomex
Redacción
30/12/2015 - 10:33

Por Emilio Fernández

En Teoloyocan

"Este camino no es de alta velocidad”. Este mensaje que está colocado a lo largo de los 115 kilómetros del Circuito Exterior Mexiquense (CEM), desde Jorobas, en Huehuetoca, hasta Ixtapaluca, pasa inadvertido para casi todos los conductores que circulan por la autopista cuya concesión la tiene la empresa española OHL.

El límite de velocidad permitido en ese camino de peaje que conecta al poniente con el oriente del Valle de México, es de 80 kilómetros por hora, pero los operadores de automotores particulares, de transporte público de pasajeros y de carga lo exceden sin temor alguno.

En un recorrido se comprobó, utilizando el velocímetro de una motocicleta que viajaba a 80 kilómetros por hora, que hay conductores que superan hasta los 150 kilómetros por hora en diversos tramos de la carretera.

La comparación de velocidades se efectuó con vehículos particulares, de transporte público de pasajeros y de carga, incluso de doble caja, y en ninguno de los casos los choferes respetaron el límite establecido.

En los últimos cinco días, en la zona de Teoloyucan-Zumpango-Coyotepec se presentaron dos accidentes múltiples en los que se vieron involucrados decenas de vehículos, que provocaron la muerte de siete personas y varios heridos.

Policías federales que desde hace cinco meses llegaron a esa vía para participar en tareas de vigilancia, consideraron que en el área donde el 24 de diciembre más de 50 unidades se impactaron entre sí, a causa de la nula visibilidad por la presencia de neblina, exceso de velocidad y falta de precaución de los choferes, faltan reductores de velocidad luminosos para evitar que se presenten más percances.

Por el riesgo que existe en carreteras federales, como en Tamaulipas y Baja California, debido a los bancos de neblina que se forman, las corporaciones federales y estatales efectúan de manera constante el “operativo carrusel”, en el que patrullas se colocan adelante de los automovilistas y transitan a baja velocidad, lo que ha disminuido que se registren percances cuando las condiciones climáticas complican la circulación de los automotores.

En el caso del CEM esa práctica es casi desconocida para los elementos de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CESC) que están a cargo de las funciones de tránsito en esa vía estatal que atraviesa 20 municipios a lo largo de los 115 kilómetros, reconocieron los propios oficiales mexiquenses.

“Los principales problemas que tenemos son con los choferes de camiones de carga que no respetan los límites de velocidad; como saben que nosotros no los podemos infraccionar por orden del gobernador, pues le meten al acelerador sin importarles el peligro que ocasionan a los otros conductores”, dijo uno de los miembros de la CESC.

Opinaron que la velocidad, la falta de pericia de los choferes, así como la falta de señales fueron las causas de los percances del pasado 24 de diciembre.

En los 115 kilómetros del CEM hay instalados anuncios en los que se advierte a los conductores que transitan por una zona donde hay presencia de neblina. Esas estructuras están distribuidas en cada kilómetro.

Julio Pérez, quien vive en Huehuetoca y labora en Nezahualcóyotl, utiliza el CEM y consideró que la pista es insegura: “Hay muchos vados, si no tienes el debido cuidado y no agarras bien el volante pierdes el control y chocas. En Zumpango es donde hay mucha neblina y es muy peligroso, yo creo que sí faltan más señalizaciones”, contó.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK