Cambian escaleras viejas en el Metro

Ahora serán inteligentes, detectarán variación de movimientos y exceso de peso
28/04/2015 - 13:21

Las maniobras iniciaron en punto de las 01:00 horas, ya que el bullicio del Metro había desaparecido. Los trabajos para trasladar una escalera gigante de los talleres de la estación Zaragoza, Línea 1, a Colegio Militar, Línea 2, fueron lentos y con suma precaución.

Se cuidaron todos los detalles, desde que una grúa desmontó del tráiler la escalera eléctrica ‘inteligente’ y la colocó en una plataforma de 20 metros de largo y con una capacidad de carga de 69 toneladas, que era arrastrada por una máquina especial y para la cual fue necesario desactivar el suministro de energía eléctrica.

La máquina ingresó al túnel y a una velocidad promedio de 40 kilómetros por hora avanzó sobre la Línea 1 hasta llegar a la estación Pino Suárez. Ahí se realizaron una serie de maniobras para incorporarse a la zona de transbordo y conectarse a la Línea 2. De ahí se mantuvo la misma velocidad hasta llegar a su destino final, la estación Colegio Militar. 

MANIOBRAS. Con gatos hidráulicos, cuatro trabajadores desmontaron la escalera eléctrica y la colocaron sobre unas ‘tortugas’, que son unos soportes con ruedas que permitieron moverla del andén hacia una zona de resguardo.

Según las autoridades, la escalera tardará tres meses en entrar en operación, ya que todos los trabajos de colocación se realizarán durante la noche, al igual que las pruebas.

Ésta es una de las 62 escaleras que el Metro está cambiando en las Líneas 1, 2, 3 y 7. El programa se encuentra en la segunda etapa y esperan concluir en diciembre de 2015. La primera parte arrancó en 2013 y desde entonces ya se cambió 50% de las 62 unidades.

Entre las estaciones que se verán beneficiadas están Tacubaya, Sevilla, Cuauhtémoc, Salto del Agua, Isabel la Católica, Pino Suárez, Zaragoza, Cuitláhuac, Colegio Militar, Normal, San Cosme, Revolución, Allende, Zócalo, Pino Suárez, Hospital General, Balderas, Juárez, Tacuba, entre otras.

Con esta remodelación se mejora la seguridad, ya que si la escalera detecta una variación en los movimientos, sobrepeso, si el pasamanos se rompe o se estira, entre otras situaciones, se detienen hasta que un operador lo identifica y reinicia la marcha.

Por Eduardo Hernández

Todos los detalles en la edición impresa del El Gráfico.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK