Piden reforzar seguridad en la zona

Temen más colapsos en El Molino

Lilia Colín
26/09/2016 - 18:00

EN TOLUCA. Vecinos de El Molino, antiguamente conocido como La Harinera, advirtieron sobre el grave riesgo que representa este edificio histórico para la población, por lo pidieron a las autoridades aplicar medidas preventivas antes que siga la construcción de un plaza comercial en el lugar. 

Esto luego de la demolición que sufrió una parte de la fachada del "Molino de la Unión", edificio histórico, catalogado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y el cual está ubicado en la esquina de las avenidas Lerdo y Quintana Roo.

Argumentaron que al estar protegido por el INAH, ni la empresa, ni las autoridades podían derrumbar la fachada, por lo que dudaron que su caída haya sido una demolición controlada, mas bien —consideraron— fue necesaria y urgente la destrucción de una barda que estaba a punto de colapsar.

REFUERZOS. Los lugareños exigieron a las autoridades fortalecer las medidas de seguridad en este inmueble que durante mucho tiempo fue una harinera y en donde hoy se construye la plaza comercial El Molino, pues representa un peligro para la población.

Los residentes de la zona alertaron que por la antigüedad que tienen, hay altas probabilidades de que la otra parte de la fachada y algunos cuartos que están dentro del edificio corran la misma suerte.

“Es por seguridad; hay un edifico allá donde dicen que habrá un cine, ya está reforzado con vigas pero ¿a poco van a dar ganas de entrar ahí? Es lógico, que será inseguro”, comentó Mario Zepeda, vecino.

Colonos consideran que lo que queda de la construcción vieja debe ser derribada y reconstruida, para evitar una tragedia.

“Si quisieran conservar la fachada que la vuelvan a hacer con materiales nuevos, ya está muy húmedo el lugar”, añadió Mario.

Sin embargo, para Marco Mejía López, profesor investigador de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), si se destruye la fachada del "Molino de la Unión", se pierde gran parte de la arqueología industrial del patrimonio histórico de la capital mexiquense.

LOS TOMÓ POR SORPRESA. Los vecinos recordaron que la demolición de la fachada que ocurrió alrededor de las 9:00 de la noche del sábado, los tomó por sorpresa.

“Sólo escuchamos un fuerte crujido y poco después oímos que algo pesado se desplomó”, relató Gabriela, lugareña.

“Ya se veía movimiento de que iba a pasar algo, porque había unos albañiles tomando fotos, nos fuimos y cuando regresamos ya ha gente de protección civil", comentó Mario.

“¡Qué va ser controlada! A nosotros nadie nos avisó. ¿Qué tal si pasamos por ahí, nos mata”, se quejó María Luisa, lugareña.

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK