Ayotzinapa: Siento que mi hijo está vivo

Ayer concluyó el ayuno de 43 horas que hicieron los familiares de los normalistas; insisten en un tercer peritaje
26/09/2015 - 11:42

Con la cara en alto, como dicen que mantendrán su lucha, salieron de la carpa en la que cumplieron 43 horas de ayuno. 

Uno por uno, padres y familiares dejaron el lugar hecho con lonas —ubicado frente a la Catedral— que les sirvió de refugio durante su protesta para exigir la aparición de los jóvenes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, Guerrero.

Molestos, indignados, decepcionados, pero con la fuerza suficiente, a pesar del ayuno, decía el vocero de los familiares, Felipe de la Cruz, están dispuestos a continuar un día más y los que sean necesarios en la lucha y prepararse para la Marcha de la Dignidad Nacional que hoy saldrá de las inmediaciones de  Los Pinos hasta el Zócalo.

Ahí, realizarán un mitin para salir enseguida a Guerrero, donde el domingo protagonizarán otra marcha; en Iguala develarán los nombres de los jóvenes a los que vieron sus padres por última vez un día como hoy.

“Ellos siguen vivos, lo siente una como madre, con ese grande amor de madre, lo siento en el corazón, por eso no dejaré de insistir en que nos entreguen a nuestros hijos”, expresó María de Jesús, tras concluir el ayuno.

Los familiares insistieron que en lugar de una Fiscalía Especial para Personas Desaparecidas, como lo propuso el presidente Enrique Peña Nieto , se conforme una unidad de investigación.

Vidulfo Rosales Sierra, abogado de los familiares, dijo que apoyarán un tercer peritaje si participa el experto peruano José Torero.

“Vamos a apoyar eso porque estamos seguros de que el peritaje del doctor José Torero es inobjetable”, insistió.

Asimismo, demandaron castigo a los responsables de los hechos del 26 de septiembre de 2014, así como contra quienes incurrieron en “irregularidades” durante las investigaciones. 

“Exigimos que nos digan en dónde están los muchachos y que paguen directamente los culpables de este hecho”.

Este es el reclamo de todos los días, así como en el ayuno, en donde tomaban agua con miel y cada hora gritaban los nombres de los 43 desaparecidos.

Aunque algunos padecen enfermedades crónicas, como diabetes e hipertensión, los familiares como Epifanio Álvarez, dijeron que no mermó la salud durante el ayuno. 

Después de la conferencia, fueron trasladados a la sede del Centro Pro de Derechos Humanos, donde los revisó un médico, se bañaron y comieron caldo para estar listos para la marcha. Además, convocaron a la movilización que iniciará a las 12:00 horas, en Los Pinos.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK