Cerca de 50 contingentes recorrieron reforma hacia el zócalo

En desfile colorido exigen respeto

7 fotos
Bajo el lema "Todas las familias", miles van a la Marcha del Orgullo Gay; piden la posibilidad de crear una familia homoparental
Paola Ascencio
26/06/2016 - 11:06

Banderas, pancartas, carteles y carros alegóricos vistieron a la Ciudad de México de colores, bajo la asistencia de más de 500 mil personas a la trigésima octava Marcha del Orgullo Gay.

Poco después de las 8 de la mañana, ciudadanos de todos los estados de la República Mexicana se dieron cita bajo las alas del Ángel de la Independencia para comenzar con los preparativos de la manifestación que partió en dirección al Zócalo capitalino y que tuvo por objetivo exigir los derechos de la comunidad. 

Bajo el lema "Todas las familias, todos los derechos", familias, parejas y amigos se enfundaron en los seis colores de la bandera de la comunidad para pedir por el derecho de matrimonio y la posibilidad de crear una familia homoparental.

Cerca de 50 contingentes, personalidades mexicanas y con el apoyo de la embajadora de Estados Unidos, Roberta Jackobson, miles de ciudadanos unidos a la causa caminaron hacia centro de la ciudad para culminar la protesta con un concierto de Alejandra Guzmán

Para ciudadanos como Luis Martínez, quien asiste al contingente desde hace 12 años, apoyar a la comunidad se ha convertido en parte de su vida. Cuenta que apenas tenía seis años cuando descubrió las preferencias de su sexualidad. "Me acuerdo que fue un 5 de enero, se acercaba el Día de Reyes y yo quería un carrito, pero también quería una muñeca para vestirla de reina", asegura. "Me di cuenta de mis preferencias y me escondía de mi familia por pena, hasta que a los 25 años salí del clóset y ya no me interesó lo que dijeran". 

A sus 69 años, Luis no pierde la oportunidad para lucir un atuendo diferente en cada marcha. Recuerda que su primer vestido era de color verde, "de quinceañera"; para esta ocasión tardó cerca de 15 días para ajustar a su medida y luego modificar y adornar a su gusto un traje típico mexicano. El próximo año planea vestirse de revolucionaria. "Esto lo hago para que los chamacos que apenas empiezan se sientan orgullosos de quiénes son. Que vean que se puede salir con esa libertad". 

Hay quienes invierten más tiempo y tardan más de tres meses en confeccionar su vestuario, como Alberto García.

Alberto marchó con un traje completo de mariachi, el cual tomó cerca de 90 días elaborarlo. "Cada marcha llego aquí a las 7:30 de la mañana para empezar a arreglarme, maquillarme y ponerme el disfraz". 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK