Rios desatan su furia con 'Patricia'

Huracán provoca inundaciones y arrasa comunidades y cultivos en Colima, Jalisco y Michoacán
25/10/2015 - 13:21

Por Juan Omar Fierro

El primer golpe de ‘Patricia’no fue fatal para los pobladores de Cihuatlán, pero cuatro horas después de que tocara tierra, se acabó para ellos el llamado “saldo blanco” que presumen las autoridades.

Nadie perdió la vida, esa es la buena noticia fuera del Barrio La Tecolotera, que se localiza junto al Río Marabasco, el cual divide a Cihuatlán, en Jalisco, de Manzanillo, en Colima.

En La Tecolotera y la colonia Educadores de Cihuatlán las buenas noticias se acabaron cuando el caudal del río inundó sus casas con agua y lodo, arrasando muebles y ropa.

Los desalojos en horas previas salvaron sus vidas, pero no sus pertenencias. Más de 200 casas fueron afectadas. El poder destructivo del huracán se sintió con fuerza en Cihuatlán entre seis y ocho de la noche, narra Carlos Ignacio Covián. Después de esa hora su intensidad bajo y Carlos creyó que no iba a pasar nada, por lo que incluso se fue a dormir. Estaba solo en la casa donde vive con 11 de sus familiares. Protección Civil de Jalisco les pidió desalojar y la mayoría aceptó, él se quedó para evitar saqueos.

Explica que la Comisión Nacional del Agua construyó un bordo para que el río no se metiera en las casas, como sucedió con el huracán Jova en el 2011. “Nosotros creíamos que esta vez ya no iba a pasar nada, eran más de las ocho de la noche, había pasado lo más fuerte del huracán”, señala.

Pero a la una de la mañana, adormilado, con el agua y la sorpresa encima, no pudo rescatar ninguno de sus muebles, mucho menos el refrigerador. Por eso cuando le hablan de saldo blanco y pocos daños, responde más con tristeza que con enojo.

Para Aurora Toscano es la segunda vez que el río se le viene encima. Su casa se tapó hasta el techo. Dos metros de agua acabaron con sus bienes materiales, mientras que sus familiares se pusieron a salvo desde las tres de la tarde.

Por las calles enlodadas e inundadas de Cihuatlán, trabajadores de Protección Civil de Jalisco preguntan los nombres de los afectados para que reciban ayuda, los pobladores señalan que hay omisiones.

La otra tragedia se dio en la agricultura, ya que más de 2 mil 500 hectáreas de plantaciones de plátanos resultaron afectadas en el municipio, incluyendo el ejido Las Guásimas. “Jova nos puso una joda y Patricia nos puso una madriza”, lamenta.  

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK