Ocho normalistas habrían sido torturados, informan autoridades

Aunque aún no se tiene seguro el lugar final donde fueron llevados los jóvenes, éstos estuvieron en una casa de seguridad en Cocula
Redacción
24/09/2015 - 12:46

Juan Omar Fierro

Horas antes de su desaparición, ocho estudiantes normalistas de Ayotzinapa fueron retenidos y presuntamente torturados en una casa de seguridad localizada en Cocula, Guerrero, según la indagatoria que realiza la Procuraduría General de la República (PGR).

La casa de seguridad, que ya fue localizada por la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR, era operada de manera conjunta por el líder del grupo Guerreros Unidos en Cocula, Gildardo López Astudillo, alias ‘El Gil’, y el que fuera subdirector de Seguridad Pública, César Nava González, mismo que era integrante del Ejército antes de ser jefe policiaco.

INDICIOS. En esa misma casa de seguridad se encontraron manchas de sangre que permitieron identificar a una persona que había sido secuestrada en los días previos a la desaparición de los 43 normalistas, lo que a juicio de los investigadores podría ser un indicio de que esa organización criminal operaba con gran libertad en Cocula, cuyo alcalde, el priísta César Miguel Peñaloza Santana, fue acusado de presuntos vínculos con ‘Guerreros Unidos’.

No obstante, durante las investigaciones, la PGR no logró obtener una orden de aprehensión en su contra.

Además, las autoridades ministeriales cuentan con el registro de diversas llamadas telefónicas entre policías y presuntos sicarios implicados en el plagio y desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, en las cuales se refieren a las víctimas como ‘paquetes’ y en las cuales, se pone en duda el destino final de los normalistas.

Algunas de esas conversaciones están referidas por otros sicarios, quienes señalan que el ex subdirector de Seguridad Pública de Iguala, Francisco Salgado Valladares, y César Nava, no lograban ponerse de acuerdo sobre el lugar al que debían trasladar a los estudiantes.

EN DUDA, DESTINO FINAL. En la indagatoria se refiere que los ocho normalistas que fueron llevados a la casa de seguridad de Cocula, primero los tuvieron en Lomas del Zapatero, lugar donde ‘Guerreros Unidos’ acostumbraba llevar a sus víctimas.

Sin embargo, por una orden de Valladares, los trasladaron a Cocula en una camioneta que resultó ser el pago de un secuestro cometido por ese mismo grupo delictivo en semanas previas a la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa.

El traslado de este primer grupo de jóvenes se suma a las versiones de otros presuntos participantes en los hechos que hablan de diferentes destinos para los estudiantes normalistas.

EN EL OLVIDO. A casi un año de que la PGR centró sus investigaciones en el basurero de Cocula, —donde presuntamente los 43 fueron incinerados— el sitio se encuentra en el abandono, sin vigilancia, y casi cualquier persona o animal puede entrar.

De acuerdo con fuentes de la PGR, debido a que se terminó la investigación en ese lugar, ya no es necesario mantener la cadena de custodia en el basurero.

VIGILARÁN PROTESTA. La Comisión de Derechos Humanos del DF, está lista para las manifestación del 26 de septiembre, al cumplir un año la desaparición de los 43 normalistas.

Perla Gómez Gallardo, titular de la CDHDF, indicó que se está trabajando para garantizar el derecho a la protesta social.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK