La lleva una 'tómbola' a la Asamblea Legislativa

Olivia obtuvo su lugar como legisladora plurinominal en un sorteo; quiere impulsar la educación
Redacción
22/09/2015 - 10:13

Por Gerardo Suárez

OLIVIA GÓMEZ GARIBAY, de 68 años, admite que aún no se acostumbra a que le digan diputada.

Dice que por el momento no tiene alguna iniciativa en mente, pero que se centrará en mejorar las condiciones educativas de los jóvenes, la seguridad y ayudar a la gente de Cuautepec, de donde es originaria.

“Voy a aportar la mitad de mi salario para que se construyan universidades,  porque  no quiero que se queden los muchachos sin estudiar”, declaró.

VA APOYAR ESCUELAS. Dice que presionará para que se concluya la construcción del plantel Cuautepec y 3 mil 500 alumnos tengan posibilidad de terminar la universidad, pues “la gente nos pide  más espacios  porque los jóvenes son rechazados  por falta de  lugar”.

La asambleísta conoce esta situación porque desde hace 43 años vive cerca de esta universidad, en la colonia Cuautepec Barrio Alto, una de las zonas con mayores índices de marginación en la GAM y la capital.

Destaca que ahí hace falta un combate más fuerte al robo a transeúnte y a casa-habitación, pero también pide transparencia en el otorgamiento de programas sociales, pues los vecinos le reclaman que “nada más se los dan a gente conocida de otros partidos”.

SIN  EXPERIENCIA. La asambleísta no tiene experiencia legislativa o en el servicio público. El pasado 23 de febrero  su nombre fue el primero en ser seleccionado en una tómbola que Morena organizó para asignar dos terceras partes de sus candidaturas a diputados plurinominales del Distrito Federal y otras entidades en el pasado proceso electoral. Ahí fue donde Olivia amarró su curul en la ALDF. Su nombre entró al sorteo porque así lo decidieron sus compañeros del comité seccional. “No me lo imaginaba, pero estoy contenta porque voy a poder ayudar a la gente”, dice.

Originaria de Michoacán, llegó al DF a los 14 años. Estudió hasta la secundaria y  es ama de casa, pero después de la fundación de Morena en 2011, encabezada por  López Obrador, empezó un trabajo  con  un comité seccional.

Cuando se le pregunta si se siente en desventaja de sus compañeros legisladores por la falta de experiencia, asegura que no.

La diputada y su pareja Eduardo viven con 3 mil 800 pesos de la pensión de su marido y de la ayuda de adultos mayores.  Tienen dos hijos, de 43 y 40 años.

Su situación económica  cambiará diametralmente, pues como diputada local tendrá un salario de 68 mil pesos mensuales, más las prerrogativas que le dé su bancada.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK