Sol aumenta cáncer de piel en mexicanos

Campesinos, albañiles, ambulantes y pescadores a quien más afecta el mal
15/04/2015 - 13:28

La piel se ha tornado roja, muestra manchas cobrizas. En algunos casos se ha generado una especie de alergia al sol o puede que esa parte del cuerpo tenga hasta sangre. No importa si es la tez, los brazos, las piernas, el cuello o en la cabeza. Pueden ser manifestaciones de alergias o un cáncer de piel. En México se ha convertido en epidemia que va en aumento, particularmente entre las profesiones u oficios de los pobres.

Son los campesinos, albañiles, vendedores ambulantes, militares y pescadores, quienes por sus trabajos están muy expuestos al sol, todos los días y muchas horas, quienes enfrentan este padecimiento, asegura Vicente Torres, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Juárez de México.

Cada año son entre 16 mil y 20 mil los nuevos casos identificados en niños o en personas adultas, pero se prevé que en los próximos años la tendencia crezca.

Su dermis envejeció, ahora existen pecas, arrugas, manchas o quistes parecidos al acné. Son los efectos de la exposición prolongada a los rayos del sol, ya sea por actividades recreativas o laborales.

LOS MÁS VULNERABLES.Con los nuevos estilos de vida, todos somos susceptibles a estar en la radiación, pero el cáncer de piel se ha ubicado como un mal que afecta principalmente a los pobres, por sus trabajos al aire libre, o en quienes realizan actividades recreativas, como los ciclistas.

En el Hospital General de México y en el Hospital Juárez de México, ambos de la Secretaría de Salud (Ssa), el cáncer de piel es el primer y tercer lugar, respectivamente, de consulta en el servicio de dermatología.

“La gente no entiende la trascendencia del problema hasta que le sale un tumor, por lo general en el labio, parpado, nariz, frente, mejillas y piel cabelluda, que son los sitios más comunes”, afirma Vicente Torres, con 30 años de experiencia como dermatólogo.

EXPOSICIÓN PROLONGADA.  La organización “Conocer para Vivir” refiere que 70% del daño que recibe nuestra piel ocurre entre los 10 y 20 años y sólo 3.5% de los mexicanos utiliza una protección adecuada. Rosa María Ponce, jefa del servicio de Dermatología del Hospital General de México, asegura que un humano sólo necesita de tres a cinco minutos de exposición solar para síntesis de los huesos y vitamina D y que es importante  que las personas se examinen sus lunares  para checar: la asimetría, es decir, el borde, cuánto más irregular más hay que checarlo; el color, pues si tiene más de dos colores puede ser peligroso; diámetro, pues el tamaño no debe ser superior a los seis milímetros, y finalmente la evolución para detectar cambios.

Por Ruth Rodríguez

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK