Altos mandos reprueban, pero no los corren

Más del 20 por ciento no acreditan las pruebas de control y confianza
14/04/2015 - 12:22

Un total de 156  de 703 altos mandos de los 31 estados del país y del Distrito Federal que en los últimos cinco años han sido sometidos a exámenes de control y de confianza han reprobado las evaluaciones, revela una investigación realizada por esta casa editorial.

La lista negra, que representa 22% del total de los mandos que se sometieron a exámenes, incluye a procuradores, subprocuradores, fiscales, vicefiscales, directores de policías estatales, investigadoras y ministeriales, así como a subsecretarios de Seguridad Pública, titulares de los centros penitenciarios y de combate al secuestro, de acuerdo con información obtenida vía la Ley de Transparencia.

De los 156 altos mandos que resultaron reprobados, 77 realizaron sus exámenes en los centros de evaluación de la PGR y el resto de ellos en el de la Policía Federal.

No obstante, esta última institución se negó a dar información detallada sobre los cargos de quienes no aprobaron.

La PGR, por su parte, sí ofreció el desglose: tres son procuradores, 34 subprocuradores, 15 fiscales, cuatro vicefiscales, siete directores de la Policía Ministerial, cinco titulares de la Policía Investigadora y un coordinador de la Policía del estado.

También hay un director de la Policía Operativa, un subsecretario de Desarrollo Policial, un coordinador general de la PGJ, tres subsecretarios de prevención y reinserción social, un subsecretario de Formación y Desarrollo Institucional y un director de la Secretaría de Seguridad Pública.

En el caso de los funcionarios que obtuvieron la calificación de reprobados es porque se observaron en ellos indicadores de riesgo para el desarrollo de sus funciones, es decir, sus características, hábitos y conductas no se apegaron a los principios constitucionales que rigen la actuación de un servidor público.

Para expertos consultados, lo peor  es que en muchos casos los gobernantes en turno han mantenido en sus cargos a los funcionarios reprobados. Esto significa, en la práctica, un desperdicio de recursos, señalan.

Esta casa editorial pudo corroborar que decenas de funcionarios reprobados siguieron en sus cargos tras  reprobar exámenes.

Por Z. Gallegos y S. Meza

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK