ESTABA PLANEADA PARA 9 MESES

Rehabilitación de Zona Rosa tardará cuatro años, en CDMX

En enero del año pasado empezaron a remodelar 15 calles; subió el costo de 112 a 280 mdp
Redacción
13/04/2018 - 08:35

Patricia Sampedro 

La rehabilitación de la Zona Rosa terminará en cuatro años, declaró el Encargado de Despacho en la delegación Cuauhtémoc, Rodolfo González Valderrama, cuando la reparación de 15 calles estaba planteada para terminar en nueve meses.

“Un 30% (de la reparación) no se va a poder intervenir en tres años por lo menos, para terminar al cien por ciento el proyecto original”, vislumbró González Valderrama quien dijo que de 280 millones de pesos que estaban contemplados, sólo se utilizaron 200 mdp y las obras se concluyeron apenas en 70%.

ATRASOS. Justificó que el atraso de las obras se debió a los suelos, en los que se hallaron líneas de conducción que no estaban identificadas; las contingencias ambientales que impidieron que camiones entraran a las zonas y el sismo del 19-S, la principal causa del aplazamiento.

CALLES EN ESPERA. En entrevista, González Valderrama declaró que, al menos en esta administración, las obras que no se van a terminar son las calles Hamburgo y Liverpool, en las que se encuentran edificios colapsados y se esperará a su demolición y reconstrucción para poder intervenir en la restauración.

Este proyecto comenzó en enero de 2017 y consideró un gasto de $112 millones ya que se pronosticaba terminar para septiembre del mismo año. Aunque en julio, el entonces jefe delegacional, Ricardo Monreal, admitió que los trabajos iban atrasados y que esperaba que terminaran en diciembre, por lo que también aumentó el presupuesto a 280 millones. Actualmente, la previsión es terminar hasta dentro de cuatro años.

Del presupuesto de $280 millones para la restauración, se devolvieron a la Federación 80 millones por incumplimiento de contrato. González explicó que cuando los edificios estén reconstruidos retomarán el proyecto y solicitarán de nueva cuenta los fondos, asunto que le competirá al delegado en turno.

La demolición del edificio colapsado en Hamburgo 112 tardará unos cuatro meses, lo que implica que el tapiado sobre la banqueta continuará afectando el paso peatonal en la calle. 

CASO AMBERES. A pesar de que aún se trabaja en jardinería y ornamentación, el jueves pasado el encargado de despacho dijo que la calle Amberes se inauguró porque urgía que los establecimientos abrieran, especialmente los hoteles. Hay otros dos inmuebles que están pendientes de diagnóstico para su demolición.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK