esperan el momento para volver

Usan Parque España para trabajar, tras daño en sus negocios

Los edificios donde estaban sus locales tienen daños; por mientras, laboran ahí
Yara Silva
12/10/2017 - 11:02

 

En el edificio de Sonora 149 quedó atrapado el pasado de sus habitantes y la certidumbre de vecinos y comerciantes.

En la misma acera que alberga al inmueble, hay seis edificios más que hoy están abandonados; sus habitantes fueron evacuados ante la amenaza del que era el inmueble más alto del lugar.

Pero entre esa hilera de edificios quebrados, también hay ocho comercios dañados. En sus paredes fracturadas, quedó atrapada la certidumbre de los dueños y sus familias, de proveedores y empleados que perdieron trabajo y sosiego.

Vicente es el primero de la línea. Él trabajaba en el taller de bicicletas que estableció su abuelo hace 85 años. Desde entonces, ese local de no más de cinco metros daba sustento a su familia. Para él, la tierra se movió y sacudió su rutina.

Pero dice “ningún sismo nos derriba”. Por eso, decidió anunciar ofrecer sus servicios en el parque España.

Hoy, su lugar es debajo de una palapa del parque. La herramienta prestada y la antigüedad del negocio le han ayudado a que clientes lo reconozcan y no se derrumbe su futuro.

POCAS GANANCIAS. A su lado, Juan Pablo escucha la historia de Vicente. Él, plomero y cerrajero, lo acompaña en la misma palapa. Y es que el local de Juan Pablo siempre ha estado junto al taller de bicis.

“Lo que queda por hacer es trabajar de lunes a lunes y amarrarse el cinturón para vivir con lo que se gana al día”, dice Juan Pablo.

Ese limitarse significa aprender a vivir con una pérdida de 70% de las ganancias que tenía antes del 19 de septiembre. Para él, ver el negocio acordonado es preocupante. No sabe en cuánto tiempo volverán a abrir las cortinas de los locales.

Pero a Juan Pablo ninguna preocupación le derriba la voluntad de trabajar y lo hará en el parque España hasta saber si podrá regresar a su negocio.

Sentado en otra banca del parque, Salvador espera. Puntual a las 7:00 de la mañana, aguarda el momento en que le den la orden de abrir las cortinas de la tintorería. Ese negocio también encintado por Protección Civil, era su trabajo.

Hoy, el resto de los empleados abandonaron la tintorería. Lo hicieron por recomendación del dueño, quien también ha perdido a su esposa.

Por ella, por lealtad y por la esperanza de volver a trabajar, Salvador llega puntual al parque España.

(Foto: Yara Silva, El Gráfico)

 

 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK