En Madrid

Niña graba y denuncia acoso de su padre

Una niña de nueve años grabó la conversación en la que su padre confiesa que abusaba sexualmente de ella
Redacción
09/07/2016 - 06:00

María tiene 9 años y fue víctima de abuso sexual por parte de su padre. El problema es que nadie le creía las acusaciones contra su progenitor, mismas que comenzaron desde hace dos años: "Papá me clavó la uña", le explicó a su pediatra sobre sus ardores al orinar. También le dijo que no le gustaban las “cosquillas” que le hacía su padre en sus partes íntimas.

Después de 10 días regresó con el doctor, presentaba los mismos síntomas y acababa de estar con su padre. El médico sólo diagnóstico un caso de “sospecha de abuso sexual”. Después el tema se trasladó al plano legal, pero el perito que la examinó no le creyó y un juzgado de Madrid archivó su caso, mas no tuvo trascendencia.

Inútiles resultaban los llantos y los gritos, pues la justicia no prohibía el contacto con su padre. Incluso su madre tampoco pudo ayudarle, a pesar de sus súplicas a las autoridades y las constantes peleas con su ex pareja para evitar que viera a la niña.

No podían encontrar una solución plausible, hasta que a la pequeña de nueve años se le ocurrió una idea brillante: en uno de esos encuentros con su padre llevaría una grabadora para demostrar ante la justicia lo que, injustificadamente, se negaban a creer.

Esta es la transcripción de la conversación de María.

¿Pero cuándo te he tocado yo? —le dice el padre a la niña.

—Muchas veces —contesta la niña.

—Pero cariño, eso es para jugar —dice él.

Es que no tienes que hacerme eso nunca, mi cuerpo es mío —dice ella.

Tu cuerpo es tuyo, efectivamente. (…) Cuando tú decías que no te tocara, yo paraba. Yo lo único que te estaba haciendo era cosquillas y estaba jugando contigo —le contesta el padre.

El abuelo le explica entonces a la niña que su padre la tocaba para lavarla.

-Eso hay que asearlo muy bien y darle pomada- dice el hombre

-No, no, no. Si yo sé por lo que la niña lo dice, si yo sé a lo que ella se refiere – corrige el padre de la niña.

- Yo también te lo he lavado, entonces sería igual- dice el abuelo.

-No, si ella no se refiere a eso, si yo sé a lo que se refiere- dice el padre.

-¡Bueno, pues ya está!-grita la niña.

-¡Bueno, pues apechuga, pues apechuga!- contesta el padre a gritos.

El abuelo insiste en que el padre sólo la tocaba para lavarla. Su hijo lo interrumpe:

-Ya está, papá, ella se refiere a otra cosa. Habla con ella como si fuera una persona mayor, que ella no se refiere a eso.

-Ya, sí, lo sabemos- dice la abuela.

Con esta conversación la madre denunció al progenitor, pues él mismo admite los abusos sexuales.

Y María no es el verdadero nombre de la niña...

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK