No reconoce a presuntos responsables de secuestro

Mujer acusa a PGJEM de amenazarla de muerte y de fabricar culpables

Testigo de plagio asegura que, bajo amenazas, la quieren obligar a firmar una declaración falsa
Lilia Colín
05/10/2016 - 11:22

EN TOLUCA. Mireya Ayala Ramírez, quien es testigo presencial del secuestro de un niño, acusó a agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) de fabricar culpables en este caso y de amenazarla de muerte para que ratifique una declaración que ella nunca hizo.

Relató que fue el pasado 16 de noviembre del 2014, alrededor de las 8:30 horas, cuando tres hombres y una mujer le arrebataron al niño que ella cuidaba. Esto en el momento en que lo llevaba a catecismo, en la comunidad de Santa Ana, municipio de Tenancingo.

“Llegó un carro negro, tres hombres y una mujer se bajaron de ese carro negro, me arrebataron al niño y luego la mujer se me fue encima y me dijo que venían por el menor”, recordó.

Detalló que luego de que el menor fue liberado días más tarde, ocho personas fueron detenidas, como probables responsables de haberlo privado de su libertad, pero ninguno de ellos fue reconocido por Mireya. 

“Fueron tres hombres y una mujer (los que le arrebataron al menor) y ellos no se encuentran dentro de las ocho personas detenidas”, dijo.

Jorge Cruz, esposo de la testigo, refirió que fue muy breve la declaración que su esposa dio sobre los hechos, y en la carpeta de investigación apareció una declaración falsa y ampliada.

“Los agentes ministeriales acomodaron la declaración a su modo y conveniencia”, dijo.

A raíz de esta situación Mireya dijo que ha sido hostigada y amenazada de muerte por parte de los agentes del ministerio público y la familia del niño, quienes están convencidos de la culpabilidad de los detenidos.

Aseguró que no ha tenido acercamiento con los abogados de los detenidos y jamás se le ha ofrecido dinero, como lo hicieron con la señora Silvia, comadre de la mamá del niño y quien es un testigo falso. 

Mireya responsabilizó a los agentes Luis Gerardo González, Tomas Escamilla Cruz, a la mamá del niño Josefina Lara Velázquez, y Silvia Tapia, de cualquier cosa que le pase, pues son quienes la han amenazado, hostigado y perseguido.

Mireya acudió a la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de México pero sólo le brindaron orientación jurídica. Además, presentó una denuncia ante el MP especializado en delitos cometidos por servidores públicos, pero ésta no ha tenido avances.

Ante esta situación pidió una audiencia con el procurador Alejandro Gómez y con el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Edomex, Javier Medina para que conozcan el caso e intervengan para resolverlo.

 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK