Aumentan plagios y homicidios en Guerrero

Mientras que en el país baja la inseguridad, en el estado el crimen está imparable
03/08/2015 - 11:20

Por: Témoris Grecko

A media tarde del 6 de junio,Salvador Alanís Trujillo, comandante de un frente de policías comunitarios de Chilpancingo, dirigió una incursión armada sobre la población de Xolapa, en Acapulco, controlada por su antiguo aliado y después rival, Ignacio Policarpio Rodríguez. El resultado fue un enfrentamiento que dejó 15 muertos: al menos ocho fueron velados esa misma noche en humildes viviendas.

La suerte  de los dos enemigos es  opuesta. El cadáver de  Policarpio permaneció  cinco horas donde lo mataron.   Entre sus heridas más visibles están un escopetazo que le abrió un  hueco en el pecho y otro que le desintegró la mitad de la cabeza, aparentemente disparados a quemarropa. 

Salvador Alanís, en cambio, se mueve con una libertad aparente: el 12 de julio encabezó un foro sobre seguridad al que convocó a la prensa. 

El 28 de junio, el gobernador interino Rogelio Ortega declaró: “Ha disminuido la violencia en la entidad”. Cuestionado sobre el origen de esa afirmación, dijo: “Yo me baso en las estadísticas a nivel nacional, las que realizan los observatorios relacionados con los índices de criminalidad”.

Cuatro días después, el 2 de julio, se dio a conocer que Guerrero es el estado más violento de México, que a su vez es uno de los peores países del mundo en ese aspecto al caer del lugar 138 al 144, de  162, según el documento ‘Índice global de paz’.

Si a nivel nacional, entre el primer semestre de 2014 y el mismo periodo de 2015 se registró una baja de 1% en el número de homicidios dolosos, de 9 mil 57 a 8 mil 963, en Guerrero hubo un repunte de  21%, de 780 a 943, según los reportes mensuales del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Si los asesinatos en el estado representaban 8.6% del total del país el año pasado, ahora son  10.5%, una cifra tres veces superior a la población   guerrerenses, que es de 3.5%.

Empresas importantes se marcharon del estado: Coca Cola Femsa cerró en Arcelia, Iguala y Chilpancingo; las automotrices Volkswagen, Seat y Canteras de México, se retiraron de Iguala. En abril, el dirigente nacional de la Cámara Nacional de la Industria de Trasformación (Canacintra), Rodrigo Alpízar, declaró que mil 300 compañías han cerrado en Guerrero desde  la desaparición de los 43 estudiantes.

 De manera similar, la matrícula  de la Universidad Autónoma de Guerrero ha disminuido. Hasta el 25 de junio, había 29 universitarios secuestrados.

En el mes de septiembre de 2014 se registraron 118 y en el mes  abril de 2015 llegó a 194. 

Aquí nadie paga.  Los choques entre Policarpio y Alanís habían venido agudizándose en  semanas previas. Según la Fiscalía estatal, Alanís habría intentado  infiltrar a su gente hacia el municipio de Acapulco, vía Xolapa, y al vecino pueblo de Galeana; Policarpio se oponía.

¿Por qué se atrevería Alanís a ordenar una acción tan violenta que atraería la atención sobre él? “Es Guerrero”, dice Daniel Gallegos. “Aquí nadie paga”.

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK